Ir a contenido

Educastur

Menú de Apoyo a la Navegación

Buscador Interno

 
Enlace a la parte institucional

Estás en:
  1. Inicio
  2. >
  3. Familias
  4. >
  5. Escuela de Familias
  6. > Niños y jóvenes con altas capacidades intelectuales

Niños y jóvenes con altas capacidades intelectuales

“Los niños superdotados son los mejores frutos del árbol de la humanidad, pero a la vez son los que corren más peligro. Cuelgan de sus ramas más frágiles y pueden romperse fácilmente” (Carlos G. Jung, pionero de la Psicología profunda).

Sobresalientes, con una inteligencia superior y con aptitudes especiales, son los llamados niños superdotados. Detectarlo a tiempo es fundamental para desarrollar su excepcional capacidad y para que ésta no se convierta en un problema que les aboque a un fracaso escolar. Porque lejos de lo que se piensa, estos jóvenes, si no son tratados correctamente, pueden presentar problemas en las aulas, llegando a estar incluso en situaciones de riesgo social. La detección resulta complicada y en ella juegan un papel muy importante las familias. Los padres y madres serán los primeros en apreciar las cualidades innatas de su hijo o hija.

Un 2% de la población infantil iguala o supera el coeficiente intelectual de 130, definición que aplica la Organización Mundial de la Salud a las personas superdotadas. Algunos pueden ser niños problemáticos con bajo rendimiento académico y, en algunos casos, fracaso escolar. Pero la alta capacidad o la superdotación, cuando se detecta de forma temprana, no tiene por qué convertirse en un problema que provoque en nuestro hijo o hija una falta de adaptación y de motivación. El papel de los educadores y la colaboración de las familias será fundamental para que estas personas se sientan completamente comprendidas, integradas y satisfechas.

Se define la inteligencia como la capacidad de pensar de manera abstracta. Quienes poseen estas capacidades son niños y niñas con unas necesidades educativas específicas, asociadas a superdotación intelectual y que se caracterizan por tener un alto cociente intelectual.

Muchos de estos niños y jóvenes se plantean los problemas como retos, poseen un vocabulario avanzado, una buena expresión oral y son capaces de comprender ideas abstractas y complejas…

Otros indicadores más secundarios que se pueden dar en muchos de ellos es la curiosidad, la sensibilidad, el perfeccionismo y el inconformismo, además de un gran interés por aprender cosas nuevas.

Joseph Renzulli, del Instituto de Investigación para la educación de los Alumnos Superdotados (Research Institute for Gifted Education, University of Connecticut, USA) establece el modelo de los tres anillos a través del cual analiza las características de la persona superdotada:

  • Capacidad intelectual superior a la media: aunque no tienen por qué ser extraordinariamente inteligentes.
  • Alto grado de dedicación a las tareas: la perseverancia es una de sus cualidades, dedicando más energía y tiempo que otra persona a resolver un problema o una actividad específica.
  • Alto nivel de creatividad: son personas originales e ingeniosas.


Características que pueden poseer los superdotados

Según el Estudio longitudinal elaborado por Lewis M. Terman, conocido como el "padre del estudio de la superdotación”, se diferencian una serie de características en los superdotados:

  • Presentan superioridad física y una mejor salud.
  • Han aprendido a leer antes que el grupo de control, entienden rápidamente.
  • Tienen gran curiosidad y memoria y un amplio vocabulario.
  • En los test de rendimiento puntúan dos o tres años por encima de la población normal.
  • Leen más y mejor con un marcado interés hacia la ciencia, la historia, las biografías, la poesía y el teatro.
  • Su nivel de intereses es más elevado.
  • Obtienen mejores puntuaciones en los test caracteriológicos (evaluación de la estabilidad emocional, actitudes sociales y otros aspectos).


Si se reconocen estas habilidades en el niño o la niña, hay que informarse y contactar con especialistas para que puedan realizar un estudio de su capacidad y determinar si nuestro hijo o hija es una persona de altas capacidades o talentosa, ya que de ser así, será necesaria una orientación para su educación. Los que participan en la educación de nuestros hijos tratarán de conocer las características específicas en cada caso para adaptarlas a la escuela con el fin de que estos niños y niñas reciban, con la ayuda del refuerzo educativo, una respuesta educativa de calidad.

 

Modificado el martes, 18 de noviembre de 2008

 

Pie de página e información de contacto

Twitter
Ir al portal del Principado de Asturias

   © Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno del Principado de Asturias